Facebook Twitter Google +1     Admin

Los lunes milagro en el Café Zalacaín de Murcia.

20120524182820-zalaca-2.jpg

Este lunes Francisca Gata Amate ofreció un gran recital divido en dos partes. En la primera nos leyó parte de su último poemario, Cine Negro, un libro cargado de jazz y matones, de políticos corruptos y mujeres de conversación sincera en la barra de un bar oscuro. La poeta nos hizo trasladarnos con sus versos a otra época, a los primeros años del siglo XX, en donde la mafia y los trapicheos movían el mundo. En esta primera parte, más cinematográfica y narrativa, las escenas de prostíbulos y comisarías se sucedían como los vasos de whisky en cualquier piano bar de los años 20, todo ello junto a amores imposibles y velados por el humo pesado y sórdido del tabaco negro. La banda sonora del poemario es el jazz, como no podía ser de otra forma, un jazz que acompaña a reuniones secretas, a tratos entre gansters y políticos, comprados con la sangre de otros gansters y políticos. 

Por el contrario, la segunda parte del recital fue mucho más social y cruda. La poeta leyó dos poemas casi de denuncia. La riqueza del ciclo de los ’Lunes Literarios’ son las distintas voces que han pasado y pasarán por él, un buen ejemplo de ello fue el recital de este lunes, con una poesía alejada de los cánones más prestigiados, pero bañada del olor, el sabor y la música del mundo. Creo que todos los que ayer escuchamos a Francisca Gata Amate salimos con el corazón emborrachado de jazz y poesía.

23/05/2012 13:18 franciscagataamate Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario



gravatar.comAutor: Gonzalo

¡Oh sí, muy cierto!

Fecha: 24/05/2012 10:41.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris