Facebook Twitter Google +1     Admin

Desterrados. Ediciones Vitruvio. Poesía. Francisca Gata Amate.

20160206200729-muertes.jpg

Qué veneno tan dulce me dieras si el amanecer

me ofreciese tus escombros a puñados

y recuperáramos el tiempo de corceles lascivos,

de afiladas uñas, de afiladas palabras.

Si al partir tú, yo aguardara tu llegada

lamiendo el horizonte poblado con tus huellas

y el vuelo de tu alma fresca.

Hoy es ese día en el que la vejez

se sienta a nuestra mesa y nos deshace

sin apiadarse del miedo de todos los rincones.

Ambos vencidos, desterrados de la rutina de vivir

y soñar en este decorado de papel

que ya se quiebra.

Y quiero hablar contigo sin ser joven,

desolada mi saliva

y mi espalda que fuera tuya, que te perteneció,

como tu augusto cuello y tu mirada verde

fuera la propiedad que, yo soldado,

más protegiera.

Tenemos en nuestro lecho lo rotundo

de las grietas. Esa indolencia del abrazo sin fuerzas.

En nuestro lecho, en nuestra mesa,

en nuestro hormiguero pisoteado.

Estamos muertos.

06/02/2016 19:57 franciscagataamate Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris