Facebook Twitter Google +1     Admin

Presentación del libro "Despiece de la infancia".

20140205172646-20140204112718-despiece-1.jpg

CASA DE LA CULTURA JOSÉ SARAMAGO (Sala de conferencias)

Día 13 de febrero de 2014, A LAS 20 HORAS:

Presentación a cargo de la actriz MARIANA MELLA VIVAS del libro:

Despiece de la infancia. Premio de poesía ciudad de Ronda. Edita diputación de Malaga 2013 De Francisca Gata Amate.

Intervención musical de la violonchelista MARÍA DOLORES ZORNOZA OLAYA.

Nacida en Monesterio (Badajoz) Francisca Gata salió muy joven de Extremadura, hasta recalar en Albacete, donde reside. No obstante, como nueva comprobación de que los primeros años constituyen un periodo de edad definitivo para conformar el carácter, aquí está esta obra,  cuyos versos realizan  un despiece cuasi febril de su  infancia. Con ella obtuvo la autora el XIII Premio de Poesía Ciudad Ronda, 

Gata, que también ha sido galardonada en notables concursos de narración (entre ellos, el Felipe Trigo de novela corta) se distingue sobre todo por la riqueza, impetuosidad y calidez del lenguaje, en ocasiones enfrentado a la normativa académica, lo que le proporciona magníficos hallazgos, especialmente  en su discurso poético. A ello une una enorme capacidad para construir imágenes de carácter surrealista,  tan abundantes en los poemas de este libro.

La niñez es rescatada verso a verso, que nos dicen de voces oscuras bajo el susurro del río; anécdotas al parecer simples (un paseo en la bicicleta que el padre conduce) pero inolvidables; intuiciones sobre el futuro; la táctil gracilidad de olivas y cerezas; los pálpitos tan difíciles de expresar, como ciertos; la corta estancia veraniega junto al mar lejano; la presencia indefectible de la madre…

La autora, que en su anterior poemario, Cine negro (2012) mostraba la afición por este tipo de películas, regresa al mundo infantil que también abordaba en el cuento El juicio del tiburón (2012). Una de las mayores cualidades del discurso literario es hacer al lector cómplice de la escritura, por empatías o tal vez fobias desatadas según se lee.  Así ocurre  aquí con cada poema, seguramente de modo más fácil, pero no exclusivo,  a quienes vimos la luz y nos criamos en un entorno rural. Estas vivencias, tan delicadamente evocadas, son parecidas a las de tantos niños criados en un entorno quizás ya desaparecido, pero que sigue en la memoria y la pluma de los grandes creadores.

04/02/2014 11:20 franciscagataamate Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris