Facebook Twitter Google +1     Admin

Cine negro. Ediciones Vitruvio. Poesía.

20151227194023-halcon-maltes.jpg

Más borracho imposible, muerto de amor, anónima mi melancolía,

paisaje de moscas muertas en mi copa,

en la misma habitación de hotel en la que alguna vez

destrocé tus medias y fui el rey de tu ropa interior.

Un lazo de humo baila en mis pupilas

junto a una lágrima de acero y rencor, absurda

en un hombre como yo que revendió su alma.

Fuera los árboles muestran formas femeninas

sin la magia de tus ojos, mi abrazo de aire dirigido a ti,

a tu marido gordo y tu hijo enano,

nacido tras catorce horas sin pensar en mí.

Mi jaula se halla lejos de tu extraña vivienda,

muy lejos yo entonces,  sin tu llamada,

y ahora recibo a la chica de la limpieza

con toallas en sus manos

y una sonrisa de arboleda a estas horas de la noche,

muerto de amor,

lo sabes, por ti  y por tu televisión por cable en torno a mi cuello.

Leo una carta, escrita  en este lugar erigido

en un camino del infierno, habla de ti,

de tu sexo de ángel paridor, adúltero, conductor homicida. Eres la bella

que destroza mis trajes,

la que me insulta con su voz de madre alegre. Borracho

como cuando te conocí, mucho más pesado mi asco,

mucha más repleta mi memoria,

con el faro de tus ojos de perra

compartida. La chica de las toallas me da fuego

y su cuerpo es  una bendición en la noche del condenado.     

 

 

27/12/2015 19:40 franciscagataamate Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris